VER LA PARTE POSITIVA DE LA VIDA

Ver la parte positiva de la vida

VER LA PARTE POSITIVA DE LA VIDA

 

Me gustaría dejar bien claro que ver el lado positivo de las cosas no quiere decir ver cosas malas o negativas de buena manera. 

 

Como todos sabemos, en la vida siempre van a existir los problemas, la cuestión es que nosotros elegimos de qué manera queremos que nos afecten. Teniendo en cuenta esto, podremos observar unas oportunidades u otras. 

 

Nosotros, cuando observamos la parte positiva de las cosas, no estamos negando lo negativo, realmente estamos decidiendo dónde ponemos nuestra atención. Puede darse el caso de que el suceso lo veamos como negativo cuando realmente es positivo para nosotros. 

 

Como por ejemplo una ruptura, al principio puede verse como algo negativo, pero esa situación abre las puertas a que te suceda algo mejor, a que encuentres a una mejor persona, a que aprendas del problema, a que te des cuenta de las cosas que sucedían, pero sobre todo, a que aprendas como persona. 

 

Es posible que al leer el párrafo anterior hayas pensado que no es tarea fácil, no obstante déjame decirte que has vuelto a hacerlo, te estás enfocando en lo negativo.

 

Por costumbre tu cerebro hará lo que siempre ha hecho, por eso es normal que si te fijas en lo negativo siempre observes cosas negativas. Tu misión a partir de ahora es que cada vez que te des cuenta de que estás viendo algo negativo busques la parte positiva. O al menos, hagas el esfuerzo cada día por contemplar estas cosas. 

 

Sé que es más fácil dejarse llevar por la vida como si nada pasara y mirar para otro lado, pero realmente estás pagando un precio muy alto al tener esa actitud. 

 

Abre los ojos y date cuenta de que ese no es el camino, de que luchar te ahorra sufrimiento, te hace mejorar, ser una mejor persona, entrar en el camino de la excelencia y sobre todo servir de ejemplo a la gente de tu entorno para que otros despierten y así, entre todos, dejar el mundo un poco mejor.

 

Tus pensamientos juegan un gran papel en tu vida y por eso, para este punto, siguen siendo importantes tus pensamientos.

 

Imagínate que tienes a una persona a tu lado diciéndote constantemente lo mal que lo haces todo, ¿cómo te sentirías?

 

La respuesta evidentemente es que te sentirías mal, pero ¿por qué lo haces contigo mismo? Lo haces porque estás acostumbrado, estás acostumbrado a tratarte mal, a decirte tonto, idiota y demás insultos que lo único que consiguen es bajar tu autoestima haciendote sentir cada vez peor.

 

Una buena manera de empezar a cambiar este hábito es empezando a hablarte con cariño, respeto, empatía, compresión. Si eres capaz de hacer estos pequeños cambios con el tiempo conseguirás ver en mayor medida el lado bueno de las cosas. 

 

Si te preguntase, ¿cuántas caras tiene una moneda? Es posible que respondas que 2, sin embargo, ¿qué hacemos con el canto? Realmente tiene 3 caras y eso mismo es lo que quiero que tú consigas, que seas capaz de observar la totalidad del problema o al menos tanto como puedas.

 

Lamentablemente, las desgracias existen y si las buscas acabarás encontrándolas, por eso quiero animarte a que vayas cambiando poco a poco, día a día. Si no te ves capaz de cambiar este aspecto tu sol@ tan solo te tienes que poner en contacto conmigo y juntos veremos la mejor solución. 

 

Tenemos que empezar a poner soluciones y no únicamente pensar en los problemas. Como se suele decir, todo es cuestión de actitud y constancia. Trabaja día a día y poco a poco el cambio irá llegando. Sí crees que necesitas ayuda puedes contactar conmigo clicando aquí.

Comparte

¿Tienes alguna consulta?

No dudes en contactar conmigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descarga GRATIS
mis ebooks

Gestión del
tiempo

Pautas para gestionar tu tiempo de forma óptima

Desarrolla tu potencial

Encuentra tu propósito y refuerza tus valores