El amor es libertad

El amor es libertad

El amor es libertad

Cuando piensas en el amor o cuando hablas con las personas sobre él, la mayoría piensa que estás hablando sobre la pareja, cuando realmente el amor está en todas partes y sobre todo, en todo lo que haces. Por eso digo que el amor es libertad. 

 

El amor empieza por uno mismo para así poder proyectar fuera lo que tenemos dentro. Para poder sentir el amor, primero tenemos que conocernos a nosotros mismos, sentir el amor interno y sobre todo querernos muchísimo. 

 

El hecho de quererse a uno mismo no es egoísmo ni tiene porque ser narcisismo, pero nadie nos ha enseñado eso y muchas veces estamos confundidos. Nadie nos ha enseñado a amar y por eso no sabemos cómo hacerlo.

 

Al final la vida no es más que amar y sobre todo las pequeñas cosas.

 

Una de las mejores maneras de garantizar el éxito es así, amando.

 

En muchas de mis sesiones con mis clientes les planteo el siguiente ejercicio, ya que lo considero muy enriquecedor:

 

Piensa en el área más importante de tu vida y luego márcate un objetivo semanal en esta área. Por ejemplo, si lo más relevante para ti es tu familia, haz una cosa cada semana que haga que mejore tu relación familiar, y sobre todo, hazlo con todo el amor posible. Tienes que hacer uso de la imaginación y te aseguro que los beneficios serán muy grandes. 

 

Si no estás dispuesto a hacer una cosa cada semana para que esa área mejore, créeme, no quieres hacer nada para que tu vida mejore.  Prefieres vivir en la comodidad y dejarte llevar por una vida que puede parecer que tiene sentido, pero no lo tiene. Eres tú el único que puede hacer algo para que las cosas mejoren.

 

La ciencia dice que el amor es una tormenta generada por neurotransmisores como la serotonina, la oxitocina y la dopamina, pero para mí es mucho más que eso.

 

El amor es uno de los valores fundamentales. Es la fuerza que nos empuja a hacer las cosas mejor, a hacer las cosas bien, a tener una vida plena, a tener una vida tranquila y a estar bien con nosotros mismos. 

 

Tienes que ser valiente y llevar el amor a todas las partes de tu vida.

 

Para mí las personas más valientes son aquellas que se atreven a decir “te quiero”. Dedícale un te quiero sincero a esa persona que tanto quieres (y no me vale la excusa de que ella ya lo sabe). A mayor capacidad para decir te quiero mejor comprensión de la vida y, por tanto, más oportunidades de sentir el amor.

 

Pero no olvides, tú tienes que ser la primera persona a la que expresas te quiero.

 

Me atrevo a decir esto porque yo lo viví así. Hasta que no supe amarme a mi mismo, y créeme que me fue muy difícil, no puede empezar a amar de verdad a la gente de mi entorno. 

 

Por mucho que se explique de manera científica o de cualquier otra manera, no considero que se pueda describir algo así hasta que no lo sientes de verdad, y hasta que esto no pasa, no puedes disfrutar de la vida plenamente y, desde mi punto de vista, no puedes tener una vida feliz.

 

Así que no esperes más. ¡AMA! Si quieres mejorar este punto no dudes en agendar una reunión conmigo y recuerda que es completamente gratis. 

Comparte

¿Tienes alguna consulta?

No dudes en contactar conmigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descarga GRATIS
mis ebooks

Gestión del
tiempo

Pautas para gestionar tu tiempo de forma óptima

Desarrolla tu potencial

Encuentra tu propósito y refuerza tus valores